Metodología Didáctica

Progreso del Módulo
0% Completado

Las grandes razones para enseñar yoga

Todos tenemos esta esencia, esta consciencia suprema que está totalmente libre, que tiene potencial ilimitado. Podemos escoger dentro de nuestra capacidad limitada, dentro de nuestro cuerpo, pero tenemos capacidad ilimitada de escoger de crear, de cómo hablar, de cómo actuar, de cómo sentir, de cómo pensar, tenemos la posibilidad de promover la vida, de promover más alegría, de ayudar a otras personas, a promover la belleza, a traer más amor, tenemos esa oportunidad y también tenemos la oportunidad de hacer las cosas mal, miserables o hacerlas más feas y crear dolor, tenemos esa capacidad y a veces hacemos daño, pero es inconsciente ¡oh! ¡no queríamos!, pero sucedió, no vimos las cosas claramente y ¿por qué hacemos esta práctica? Yo quiero tener más habilidades en ayudar a la vida como un artista de la vida, quiero poder usar mis palabras para poder inspirar a otros, para ayudarles a recordar qué maravillosa es la vida. Si, quiero ayudar a otros a través de la alegría de descubrir, quiero ser capaz de poder utilizar mi presencia, mi simpatía, el movimiento de mis manos, mi empatía con los alumnos, cualquier cosa que pueda ayudar a crear esa sintonía con los alumnos.

Las dos grandes razones para aprender y enseñar yoga:

  • Todos queremos estar libres, libres de nuestro sufrimiento. La revelación, el despertar, es una de las dos principales razones, recuerda por qué te sientas en tu asiento de profesor y recuerda cuando lo haces, cuando llevas tu propia vida personal que no está en armonía y dices : – ¡Uf! tengo tantas cosas que no puedo dejarlas a un lado, entonces tienes que decirte a ti mismo ¡quiero ser libre!, estoy anhelando esos días donde estaba en armonía conmigo mismo y puedes pensar entonces en todas las bendiciones de tu vida, esos días en cuando te sentías tan abierto y expandido, desde tu niñez hasta este momento y quieres vivirlo de nuevo. Todos queremos esto, queremos tener una gran revelación.
  • Sentir tu creatividad Para crear más belleza, con sólo estirar mi brazo y estirarme puedo hacer arte con mi cuerpo de manera que ayude a otros, podemos traer buena energía a este mundo, puedo cuando estoy tranquilo y solo en mi estudio hacer oraciones y buenos deseos para otros compañeros y amigos que están alicaídos, para ayudarles, para un amigo, para un familiar, porque es la capacidad artística del corazón de expresarse desde la amorosidad y ésta es la segunda razón por la que hacemos esta práctica y podemos mejorar cada día.

Ser parte del cambio a positivo
lokananda samasta babantu “Que todos los seres en todas partes sean felices y libres.”

Promover mi energía hacia Afuera y ayudar al mundo. Es un poco, pero añades. Si se añade y es divertido, es una bendición y es arte, es como los niños que están haciendo un proyecto de arte y es un caos, en realidad, la capacidad infinita que tiene un niño de crear, de expresar de manera natural cuando pinta, cuando juega, esa capacidad intuitiva de desarrollarse, eso, está dentro de todos nosotros también, de crear arte en la vida. Cualquier gran pintor tuvo que aprender desde sus bases, tuvo que aprender técnica y eso es lo que estamos aprendiendo aquí también, técnica, aprendemos técnica para ser más creativos, para vivir de una manera más creativa, hacemos yoga para tener una revelación y simplemente por la alegría y el arte de practicar, esos son dos de las principales razones por las que practicar y enseñar cada día, deberías contemplar estas dos razones.
Cada clase que enseñes debería de tener algo de conexión con estos dos temas, es la manera en la que tú mismo te puedes evaluar si estás desarrollando tu capacidad para transmitir en tus clases. Una de las cosas que se deben de ver en tu manera de enseñar es si eres capaz de conectarlo con la razón más elevada, con la intención más elevada de la práctica.

Guía de estudio

Estudia, asimila y práctica:
Todos tenemos esta consciencia suprema que es totalmente libre.
Principales razones para practicar
La revelación, el despertar, es una de las dos principales razones. Libres de nuestro sufrimiento.
La capacidad artística del corazón de expresarse desde la amorosidad y ésta es la segunda razón.

Encuentra las razones. Media página mínimo.
Por las que tú deseas practicar y enseñar Hatha Yoga
Cómo puedes, a través de ello, ¿ayudar a tu comunidad?

Conectar con el corazón del alumno

Habla desde tu experiencia La orientación técnica no es específica para ayudar a conectar con el corazón de tus estudiantes. Recuerda qué significaba al principio cuando eras un niño, cuando te llenabas de entusiasmo por las cosas simples. Por qué estar nervioso? Habla desde tu experiencia, asiéntate y haz una conexión desde el corazón con tus estudiantes., anécdotas personales sobre algún elemento, sin preocuparte de los pequeños detalles, hablando directamente a tus estudiantes, como cuando hablas con un amigo. Hablando desde lo que tú has sentido en tu práctica.

Ya sabes la respuesta Si alguna persona te pregunta, vas dentro tuyo y dices: ya sé la respuesta…os estoy dando las respuestas…cuando alguien nos cuestiona tendemos a creer en nuestra falta de estima y nos paralizamos o decimos: yo no sé…pero tú ya sabes la respuesta, y ésta es una gran lección que debes aprender. No importa cuántos estudiantes tenga, 5 o 30, si te late el corazón más rápido, en lugar de entrar en pánico, contempla la fuerza del corazón como una energía extra que danza con alegría.

Moverse al siguiente nivel Ajustar acomodándonos en la apertura a algo más grande. Secuenciación adecuada, orientar la clase, dar la bienvenida, usar los principios de alineamiento…saldrán con el corazón abierto en una clase, cambiarás el mundo de una persona, ya lo tenéis. Muévete desde el interior y desde allí llegan las técnicas de armar las instrucciones activas y pasivas. Inspirando así como individuos practicantes que nos ayude a movernos al siguiente nivel. Usamos modos de lenguaje específicos para hacerlo, sobre todo, qué significa para ti. Contemplando los principios con los que enseñas, asimilándolos como algo intrínseco, como acerca de los cinco elementos, los podemos integrar en tu enseñanza si son parte de tu práctica, invitando, cuestionando al estudiante a moverse al nivel siguiente, y funciona, y lo puedes hacer para todo el mundo.

Guía de estudio
CONTEMPLAR TUS SENTIMIENTOS
Contempla y escribe tu propias maneras de conectar con tus estudiantes. Media página mínimo.
Los temas de inspiración, los temas del corazón: frases como “Estirar los brazos desde las axilas hasta las manos.” – no es suficiente. Desde el corazón pregunta al estudiante: “¿Deseas llegar al siguiente nivel? Alcánzalo sobre tu cabeza…alcanza las estrellas..alcanza el máximo potencial al siguiente nivel y lanza los brazos, debes poder guiarlos hasta allí…”En general, hoy en día, la mayoría de las formas en las que se enseña Yoga está muy orientada hacia lo físico, no dirige instrucciones al corazón del estudiante.
Quizás es que estamos un poco incómodos de compartir estos sentimientos y nos parezca un poco inadecuado hablar del espíritu en ciertos lugares públicos, La enseñanza de yoga es un territorio libre para ti para expresar tu autenticidad, tu manera particular de alinearte y compartir todo el amor que existe en tu interior dándole rienda suelta a tu creatividad y haciendo de tu enseñanza una vía para que la belleza del alma sea compartida, la razón mas hermosa de la vida humana, hablando como si tuvieras solo un estudiante enfrente tuyo.


Ajustes manuales

La práctica de la intención pura. Se asiste y reafirma, no corregimos, así se se promueve confianza en el proceso del propio alumno. Das las instrucciones verbales primero, entonces los ajustes manuales son más fáciles, damos las instrucciones verbales y si el alumno necesita estos ajustes manuales, entonces es cuando actuamos. ¿Quiere el estudiante ser tocado? En la posición como profesor tenemos mucho acceso su intimidad y tú no sabes cómo se siente ese día y como se siente con su cuerpo, es muy íntimo. Quieres centrarte en tu ser y tener muy claro lo que vas hacer antes de tocar tu alumno tienes que sentirlo en ti mismo primero generar un centro físico en tu mente.

Como actuar
La actuación puede seguir los flujos generales de la energía muscular u orgánica.
A) Integrativo: de lugar de origen a lugar de inserción.
B) Expansivo: de lugar de inserción a lugar de origen.
Crear una gran conexión

  • De corazón a corazón con pureza mental.
  • Preguntar antes tocar si es persona nueva.
  • Indicar que vamos a hacer ajustes manuales si es un grupo nuevo.

Tipos de tacto Usamos ”mano liquida” donde el contacto es directo desde el centro de la palma, llamado Bindu palmar mejorando nuestra capacidad de sentir más lo que ocurre en el cuerpo del estudiante.
Investigativo: la usamos para comprobar una parte que no es evidente, como alguien con pantalones anchos.

  • Direccional: para que una persona toma conciencia de esa porción de su cuerpo dando una dirección, dando una caricia mostrando una dirección.
  • Alerta: llevar atención a cierta zona.
  • Ajuste: rotando la persona: desde, hacia y hasta el esqueleto.
  • Estabilizador: ayudando a mejorar al equilibrio. Donde ciertos alumnos no están cómodos
  • Cariñoso: una palmada en el hombro, de vez en cuando, es propio de un buen trabajo y reconocimiento del esfuerzo realizado.
  • Sensual: rozar acariciar hacer cosquillas es inapropiado. puede generar confusión en el alumno
  • Invasivo: zonas erógenas es inaceptable, inapropiado y no ético. En ciertos países como Estados Unidos es caso de denuncia.

Guía de estudio Actitud, alineación y ajuste.
Practica los ajustes manuales con un amigo. ¿Cómo fue tu actitud? ¿Cómo encontraste el ajuste manual? ¿Cómo usó cada una de las tres A para darle calidad a su ajuste manual?


ESTRATEGIAS DE ENSEÑANZA

Parte uno: “EL POR QUE” por que enseñar.

LA INTENCIÓN. De manera que honre la búsqueda primordial que me pueda alinear con algo superior a mí mismo. La base como el lugar donde mi intención se asienta y desde donde pueda conducir mi práctica al lugar de revelación interior. Alinear la respiración como si fuera el cuerpo del Espíritu – La respiración libre se respira a sí misma, nos hacemos más sensibles a la pulsación de la vida en nosotros, movernos siguiendo la respiración, permitiendo que la “respiración lidere el camino” que la respiración cree el paso para el movimiento, el movimiento como una manera de expresar tus intenciones más elevadas usando el cuerpo interno, suavizando la piel.

LA RAZÓN DE LA PRÁCTICA. Ajustarlos verbalmente y al mismo tiempo dirigirlos al lugar del corazón y preguntarles: por qué? A dónde vamos? Nuestro propósito más elevado es ir a donde nos expresamos al nivel más sublime. Podemos degenerar en una práctica puramente física, la forma de practicar Hatha Yoga muchas veces es sólo un programa de ejercicios y la clave es, cuál es la intención más elevada?, tú eres el profesor, “debes ser tú el que les digas por qué practicar”, ser capaz desde tu propia presencia, desde tu integridad, transmitirlo a tus estudiantes. Saber verbalizarlo es parte de tu entrenamiento como profesor, enseñar Yoga es un Arte increíble y espectacular, usamos principios biomecánicos pero es más que eso, no debes comprometer la integridad más elevada de esta práctica.
Por un despertar del espíritu. Enseña la clase con el propósito más elevado, no importa cuán complejo sea tu conocimiento sobre el cuerpo humano, la energía sutil etc… haz una pausa e invita a tus estudiantes ¡a sentir!. Como profesores, aunque no hagamos las poses, es importante que caminemos entre ellos, atentos a cómo nos sentamos, porque ellos nos tienen como modelo, cómo expresamos una postura radiante y equilibrada generando belleza: ese es el propósito de esta práctica.

AUTOESTIMA. Cuando sentimos miedo a la hora de enseñar recordemos que la clase no es para ti sino para tus estudiantes, eso te ayuda a conectar con el espíritu de servicio y entrega y dejar a un lado el yo intimidado. Cuando damos un ajuste, por muy arrogante que parezca un estudiante, casi seguro va a pensar ¡sabía que no lo estaba haciendo bien!, ¡nunca puedo hacer esta pose correcta! ¿qué podemos hacer para darles unos ajustes básicos sin que tengan una gran apertura? Es muy fácil ver a las otros pero debemos aprender a mirarnos a nosotros mismos, cuál es el sentimiento de este ajuste, como se siente en uno mismo, sin ser muy dur@ con uno mismo.

PARTE DOS:“ El como” ajustes y dirección

CONECTAR, ver la bondad, Transmitir los ajustes de tal manera que puedas percibirlo en una manera positiva. El ejercicio genera, crea espacio, ten visión de águila, ve lo bueno. Cultivar el ver a los demás desde la luz interior en vez de mirar los desalineamientos sin importancia, ver la gran imagen, ver la bondad, tenemos 30´ para dar el punto clave, para dar a los estudiantes la instrucción clave que les ayude de manera positiva. Fuerza, distribución, corazón abierto, cuantos más detalles acumulamos, cuanto más conocimiento adquirimos, la mente crea más separación, es la función de la mente, discriminando y encontrando diferencias, detalles, pero el corazón siempre crea este sentido de conexión, la mente siempre busca por lo que considera “equivocado” lo que necesita ser corregido, no nos enfocamos en las correcciones, pues eso significa que ¡algo está mal¡. Es mejor decir ¡esto está bien! y puede ser promovido para mejorar.

COMO AJUSTAR. Cuando ajustamos a un estudiante muchas veces vamos a lugares que no son tan claves, un punto terciario. Lugares como la base son clave, sus caderas son clave, ¿dónde puedo ayudar al grupo y en general ajustarlo (al grupo) mejor?, si le doy a un estudiante un punto, ese será el punto esencial que quieres que el estudiante asimile para conectar con el tema que estas desarrollando, para abrirse desde dentro

  • Trabajar desde la base habitualmente las bases se pueden mejorar, es allí donde debemos dirigir nuestra atención cuando queremos mejorar una pose. Los profesores que tienen más información, tienden a olvidar las bases: si todo el mundo hace bien la bases, todos disfrutarán de la clase.
  • Terapéutica. Si somos capaces de respetar los principios de mecánica corporal de tal manera que el estudiante los asimile por completo estamos creando una clase terapéutica. Presenta los principios y asegúrate de que el estudiante los entiende y los practica, pues el estudiante confía en nosotros para que lo pueda ver y les damos el poder honrando sus limitaciones, modificando las poses de acuerdo a sus necesidades. Conocer como variar el asana o utilizar material de apoyo es parte de tu entrenamiento.
  • Respetar la dirección del tono muscular para proteger la integridad del asana, ver la forma general del asana y desde ese molde en segundos decidir uno o dos elementos donde profundizar.
  • Simetría dinámica de forma, La pierna frontal tiende a llevarse todo el trabajo, la de atrás tiende a colapsarse y dormir, eleva pierna posterior llevando las ingles atrás, dobla la frontal e integra el coxis, eso es el lugar del centro, donde encontramos el equilibrio. Habitualmente tenemos un lado más débil que otro y para crear equilibrio debemos crear equilibrio isométrico.
  • Comparar los Ajustes. Cuando des un ajuste a alguien comprueba que la persona asimiló la instrucción. La próxima vez que mandes esa instrucción, observa si lo hizo adecuadamente, eso promociona tu sensibilidad y le da a tu estudiante un sentimiento de estar siendo atendido.

PARTE TRES: “El para que” potencia tus instrucciones

ACTIVO Y PASIVO – VERBALIZACIÓN CONSCIENTE. Apropiadas ofrendas de lenguaje activo y pasivo en las instrucciones que hacen tu enseñanza mucho más poderosa.
Ej.; “Involucra tus piernas, eleva desde tus piernas hasta tus caderas”, como opuesto a: “Siente los músculos subiendo hacia las caderas.” Cuando la palabra sentir es una instrucción pasiva refleja, date cuenta, pausa, y refleja; al principio no quieres que estén pasivos, quieres dirigirles, quieres tomar el mando. Si les dices: “Siente la energía moviéndose en tu cuerpo”…qué dirección? qué energía? qué quieres decir? Quizás puedan sentirla, pero esa no es una instrucción de dirección.
En general daremos instrucciones activas y desde allí instrucciones pasivas; para reflejar en esas instrucciones activas estas llaves de cómo enseñar tienes que practicarlas consciente de tu verbalización, al punto de que se convierta en tu manera natural de dar instrucciones.

CONCATENAR CON IMAGINACIÓN. La manera de aunar tus instrucciones con otras instrucciones es mucho más efectiva si están refinada y claras y no si son instrucciones estructurales, secas, sin sentimiento y llenas de instrucciones esotéricas que nadie puede aplicar.
Sujetas una cosa mientras vas a otra, y esa manera de concatenar instrucciones hace al estudiante disfrutar de una experiencia. La mayoría de los profesores de yoga, no importa qué método den, tienden a dar instrucciones separadas mientras que si usas el concatenar es mucho más efectivo, es como una experiencia global.
Ejemplo de instrucción en dirección
Desde los pies lleva energía a la cadera y manteniendo esa estabilidad encuentra tu libertad interior a través de la rotación interna de los muslos desde las plantas a las piernas, desde esa apertura, manteniéndola ancha la cadera el coxis entra.”

Guía de estudio
Visión de Águila.
Crea espacio mental y mira la gran imagen con amplitud, cuando ves la gran imagen te dices “¿qué puedo hacer para promoverla y mejorarla?” miramos las bases y posiblemente podamos mejorar los anchos de la pose, cuando tenemos más espacio la energía se abre más, la pose se hace incluso más hermosa, promover la belleza.
Auto cuestionario crea un ambiente de crecimiento e investigación donde explorar dentro del asana es bienvenido, usa metáforas positivas para estimular la participación activa de tu alumno. Toma nota de tu resultado.

OBSERVAR UNA CLASE

Debes dar tres clases públicas asistido por un profesor compañero que recibirá una Hoja de Comentarios para rellenar y para que te de retroalimentación.
Ser asertivo: Contemplar cómo ha sido su enseñanza y compartirlo, recordando ser positivo en tu visión general, dando detalles de crecimiento.
Ver la gran figura y recordar lo básico: Por ejemplo: cuando está el alumno haciendo Trikonasana, fijarnos si está abierto y expansivo desde ahí, podemos ver si la bases están demasiado cortas u otros detalles, puedes ver si la sensación es estable o si es muy libre.

PROFESOR: atención, presencia, y cordialidad.
Presencia del profesor: su modo de estar delante del alumno y confianza en su presentación de las instrucciones claras y sencillas.
Si no si: cuando das retroalimentación que la metodología sea apoyar al alumno.
Perspectiva filosófica: poder encarnar las enseñanzas, para poder desarrollar la habilidad de enseñar tu método.

ENSEÑANZA: comunicación, metodología y tecnología.
Articular las enseñanzas: integración activa y conectiva antes de la expansión
Tecnología de la enseñanza: los cinco principios, biomecánica.
La gran visión de águila: ver el conjunto de la forma general de la postura.
Integración del lenguaje y el tema: cómo conectamos el tema.
La respiración: cómo las instrucciones conectan movimiento y respiración.
Las bases: dónde empieza la construcción de un asana.
Método de articular: de abajo arriba de dentro hacia fuera de atrás adelante.

CLASE: organización, secuencia y ritmo.
Aprender a enseñar: a expresar las instrucciones específicas para series de ejercicios.
Precisión de la instrucción: ser meticulosos cuenta para la correcta realización.
Simplicidad: ser simple y directo, une las instrucciones observando si el alumno ha entendido.
Coreografía de asana: coherencia de secuenciación,

PRESENTACIÓN sobre Yoga Alliance

Acerca de Yoga Alliance: la misión de Yoga Alliance es la de propagar el poder del Yoga. Su organización con credenciales promueve ideales de enseñanzas de yoga seguras y competentes. Yoga Alliance ha desarrollado un Registro para reconocer a los profesores de Yoga y a las escuelas cuyos estándares de entrenamiento hayan sido aprobados. El alumno puede confiar en que un profesor registrado en Yoga Alliance así como una escuela de Yoga registrada en esta organización tienen un cierto nivel de estudios y experiencia en el tema.

Los Profesores de Yoga Registrados (RYT 200, RYT 500, E-RYT 200, E-RYT 500) que se hayan registrado con Yoga Alliance están listados en un Directorio on-line. Y los profesores de Yoga que se hayan graduado en una Escuela de Yoga Registrada podrán recibir certificados con varios niveles de designación, basados en la cantidad de entrenamiento y experiencia de enseñanza que posean.

Las Escuelas de Yoga Registradas (RYS 200, RYS 300, RYS 500) que se hayan registrado con Yoga Alliance están listadas en un Directorio on-line. Este Registro acredita que el Programa de Formación de Profesores está a la altura de los estándares desarrollados por Yoga Alliance y que la Formación es impartida por instructores experimentados. Una vez que una escuela está registrada, todos los alumnos-profesores graduados en ella (RYS- Registered Yoga School) son candidatos a registrase con Yoga Alliance.

Registrándose con Yoga Alliance

  1. Crea una cuenta on-line https://www.yogaalliance.org/
  2. Completa tu Formulario de Registro, envíalo: designación RYT (registered yoga teacher) (por Ejemplo: RYT 200 – registered yoga teacher 200 horas), el nombre de la RYS (registered yoga school) a la que fuiste, la fecha en que completaste tu formación, y una copia electrónica de tu certificado.
  3. Espera la confirmación de tu RYS (tu escuela). Cuando tú envías tu formulario, tu RYS (tu escuela) es notificada vía correo electrónico que tú estás esperando confirmación. Una vez que ellos te han confirmado que has completado su programa, serás notificado vía correo electrónico e invitado a completar tu registro.
  4. Pagar tu cuota – on-line.
  5. Evaluar a tu RYS (tu escuela). Después de pagar tu cuota, haz click en el botón de “Review Now” para evaluar tu RYS.(tu escuela).Los graduados deben completar una evaluación sobre su programa de formación. La evaluación consiste en cuatro preguntas estándar que se contestan con puntuaciones y comentarios. A través de estas preguntas, Yoga Alliance es consciente de cuán bien nuestros estándares son llevados a cabo y de si la escuela está impartiendo la experiencia educacional que prometen a sus alumnos.
    Cuota de Registro: 50 US Dollars
    Cuota anual: 65 US Dollars Klara Nagy

10 Virtudes: Dharma

El paso más importante
Descubrir tu dharma es el paso más importante de tu vida.
Un alma desciende a un cuerpo con un propósito, una misión del espíritu, que es su dharma individual y único.
Encontrarás que la definición de Dharma se describe como tu deber religioso, la forma correcta de vivir o también puede definirse como:

  • Mi única misión
  • La intención de mi espíritu individual
  • Por qué mi alma eligió mi cuerpo

Explorar tu Dharma es tu Dharma
El camino al dharma tiene tres pasos:
Exploración – el proceso de ir hacia adentro y preguntarnos cuál es nuestro propósito.
Descubrir – conectar con nuestra verdad interior y darnos cuenta de nuestro propósito.
Cumplimiento – implementar ese propósito en nuestro día a día.

Tu dharma no desciende mágicamente sobre ti de la nada. Por lo general, es el acto mismo de buscar tu dharma; es la lucha, el esfuerzo y el anhelo que le permite a una persona hacer este descubrimiento tan vital.

Métodos de exploración
Diario

Preguntas antes de dormir o al despertar:
Ejercicio 1
¿Por qué estoy aquí?
¿Cuál es mi propósito?
Razón de mi existencia
¿Cuál es el propósito de este día?
¿Por qué mi espíritu eligió este cuerpo y qué quiere experimentar?
Ejercicio 2
Si tuvieras todo el tiempo, dinero y energía, ¿qué harías con tu vida? ¿Qué razones tienes para no hacerlo?
Escríbelo
Ejercicio 3
Si me estuviera muriendo ahora, ¿cuáles serían mis arrepentimientos?
¿Qué sueños nunca intenté cumplir?
¿Por qué no hago estas cosas ahora? Lo único que me detiene, ¿soy yo mismo?
¿Estoy esperando que suceda algo catastrófico antes de empezar a escuchar a mi corazón?
Escribir cosas cristaliza cualquier pensamiento consciente, enviando mensajes más profundos y vívidos a tu mente subconsciente.

Diferentes Dharmas
Como todo en la naturaleza, el dharma evolucionará y se manifestará de manera diferente a lo largo de tu vida. Experimentarás tu dharma individual, dharma familiar, raza, nación y dharma de la humanidad como un todo.

El Dharma se experimenta en diferentes niveles:
Primer nivel
: ¿Qué debo hacer hoy?
Práctica: Realiza tus acciones diarias con alegría, atención, amor y cuidado.
Segundo nivel: misión de vida realizada
Práctica: Finalmente vemos todos los giros y vueltas en el camino que nos han traído directamente a este momento.
Tercer nivel: Dharma universal
Práctica: La evolución de la conciencia. La evolución es ahora una opción.
Debemos elegir conectarnos con la fuerza vital universal, la Divinidad que desea nuestra evolución y nuestra libertad.

Escuchando al Corazón
En el fondo del cofre se encuentra un lugar tranquilo donde residen los suaves susurros de la conciencia y la sabiduría. Aquí el espíritu reside y tiene su conexión más profunda con el cuerpo físico. Cuando tomamos conscientemente la decisión de aprender a sentarnos en silencio e ir adentro y escuchar, el centro del corazón está ahí para guiarnos. Estamos descubriendo una fuerza que puede manifestar nuestro dharma y transformar nuestras vidas de simplemente existir a vivir con alegría.

¿Qué pasa si sentimos que dos caminos en conflicto son ambos nuestro dharma?

No puede haber un conflicto en el Dharma. Las posibles creencias en conflicto son comunes y pueden incluir:

  • Un apego a una creencia o identidad falsa
  • Un sentido del deber aparentemente correcto o esperado por la sociedad.
  • Una solución temporal rápida parece atractiva
  • Condicionamiento social

¿Cómo elegimos entre dos ideas de dharma en conflicto?

Mira más allá de lo que otros esperan de nosotros, más allá de la norma, lo conveniente y en lo más profundo de nosotros mismos y luego elige el dharma, incluso cuando parezca la opción más difícil.
Esto no significa que debamos cambiar abruptamente nuestras vidas. Pueden pasar días o años para que nuestra decisión se manifieste: continúa con la no violencia y la satisfacción.

Dharma y Asana

El propósito de Asana es:

  • Fortalece el cuerpo.
  • Fortalece el sistema nervioso para poder resistir la fuerza de Prana, la fuerza vital.
  • Vive el día a día sin molestias ni dolores.
  • Recargar los órganos del cuerpo para que ejemplifiquen la salud.
  • Asana nos permite crear una vida centrada en el exterior y servir como un puente hacia la inmensidad de los mundos internos.
  • Asana nos arraiga en nuestro cuerpo, estabilizándonos para que el Pranayama y otras prácticas yóguicas puedan elevarnos al firmamento de nuestro dharma, nuestro verdadero yo.

La práctica de asana debe servir a tu práctica dhármica, no a sí misma. Cuando practicas más de lo necesario para vivir tu Dharma, alimentas tu ego. Sin embargo, cuando sigues tu práctica de asana para ayudar a cumplir tu dharma, se imbuye de la pasión del propósito; ya no es un trabajo incesante para apaciguar los dolores del cuerpo ni un subidón diario de endorfinas, sino un anhelo, una llamada a ser más plenamente quien eres.

El propósito del alma

Entra. Sólo cuando vamos hacia adentro sabemos realmente cómo vivir afuera. El camino del yoga es, en esencia, el camino de buscar el Dharma en nuestro interior, realizarlo y luego vivirlo.
El yoga nos permite encontrar nuestra naturaleza interior y es el método para realizarla.

Al vivir plenamente en nuestro Dharma, simplemente estamos en sintonía con la encarnación del alma en este cuerpo. En comunicación con el espíritu. Naturalmente, evolucionamos, transformamos y manifestamos la Conciencia Divina en el mundo material.
Tienes un propósito divino y tu naturaleza interior lo sabe todo.
Profundizar en la naturaleza interior es ahondar en los secretos del universo.
Realinearse a cada momento con tu alma es tu único Dharma.

La presencia vibrante del alma en cada pensamiento, palabra y acción es dharma.

Reflexión silenciosa para la conexión con el corazón.
Antes de tu próxima práctica:

  • Quédate muy quieto.
  • Disuelve la actividad mental en el vasto y cálido remolino de tu centro cardíaco.
  • Conviértete en un vehículo para tu alma.
  • Busca el verdadero propósito de tu práctica.
  • Repite este ejercicio y podrás encontrar una intención detrás de cada acción que realices.
  • Busca sinceramente el consejo de tu corazón a lo largo de tu práctica.
  • En savasana, sumérgete completamente en el centro de tu corazón para que su luminosa presencia curativa permanezca contigo durante el resto del día.
  • Al hacer esta práctica con paciencia y constancia, inevitablemente se revelará tu Dharma.

10 Virtudes: Sabiduría

¿Soy quien el mundo dice que soy?
Se nos ha enseñado a establecer quiénes somos en función de nuestras percepciones sensoriales. Evaluamos nuestro valor individual al mirar referencias externas y compararnos con los demás.
Nuestros autoconceptos se adquieren en gran parte de padres, familiares, amigos, maestros y medios de comunicación.
Nos esforzamos por quedar bien y anhelamos ser populares, no por el deseo de nuestra alma, sino simplemente porque hemos sido condicionados para conformarnos.
Valoramos indebidamente las opiniones de otras personas sobre nosotros y ansiamos recibir cumplidos.
Al darnos cuenta de esto, el trabajo interno es necesario para liberarnos del agarre estrangulador de estas influencias externas y reconectarnos con la sabiduría interna, el amor incondicional que habita en nosotros.

El yoga es el logro de la libertad y la libertad comienza con nuestros propios pensamientos.

La Mente: Creador o Destructor
La mente siempre se esfuerza por crear exactamente lo que cree. Te conviertes en lo que piensas. Lo que la mente piensa, lo crea.
Si regularmente me lleno de alegría creativa y siento unidad espiritual, mi mente subconsciente infundirá en mi vida una abundancia de felicidad y me unirá con mi fuente.

Si pienso obsesivamente en lo que me molesta, en nuevas formas de quejarme, obstáculos mundanos y mediocres, entonces esto es lo que mi subconsciente cree que soy.

Los cuatro niveles de conciencia deben estar en sintonía con el deseo de nuestra alma. Nos convertimos en lo que pensamos, también nos convertimos en lo que sentimos, hablamos y actuamos.

  • Pensamiento
  • Sensación
  • Habla
  • Acción

Poder de la mente
Debemos aprovechar ese poder para servir a quienes realmente somos, y no usarlo simplemente para reforzar la imagen de lo que nos han dicho que somos.
La búsqueda de la libertad comienza rompiendo nuestro condicionamiento.

Ejercicio
Quédate quieto en tu cuerpo
Rechaza todas las distracciones
Escucha atentamente lo que tus pensamientos te dicen sobre ti
Escríbelo
¿Son tus pensamientos? O son pensamientos tomados de otros y no los tuyos.
Solo al distanciarse de estos pensamientos puedes darte cuenta de su naturaleza falsa.

El yoga comienza con el silenciamiento de la mente.
Cuando nos volvemos silenciosos y objetivos, pronto nos damos cuenta de que no somos nuestros pensamientos, sino el pensador que tiene los pensamientos. Solo entonces podremos decidir con qué pensamientos nos alineamos y cuáles debemos ignorar.
Difícilmente podemos estar conectados con nuestra propia sabiduría interior cuando estamos siendo condicionados por pensamientos de segunda mano y opiniones adoptadas.

Comparándote
Haz el yoga solo por ti mismo. Tu práctica es solo para ti. Es difícil escuchar la suave voz de la sabiduría interior en medio de la cacofonía de las constantes comparaciones.
Es simplemente imposible sentir tu alma cuando te esfuerzas por ser superior a todos los demás en la sala.

Cuando estés en una clase de yoga haciendo posturas, observa tu necesidad de compararte con los demás, especialmente si finges que no te importa. Cuando descubres este impulso humano arraigado, inhala profundamente. Mientras tu respiración fluye hacia adentro, lleva tu conciencia profundamente dentro de tu corazón, mientras exhalas, libera el impulso.

El yoga nos libera para expresar nuestra individualidad. Nuestra naturaleza única. Nos ayuda a encontrar nuestra sabiduría interior que nos dice lo que sentimos, lo que nos permite la posibilidad de conectarnos con nuestra verdad más elevada.

Apaga el ruido externo.
Protege tu mente contra los pensamientos destinados a esclavizarla. Los medios comerciales y sociales son pagados por personas que quieren que hagas lo que ellos quieren que hagas.
Sus motivos son el lucro y no el bienestar de las personas.

A menudo se requiere la sabiduría de un maestro para evitar las trampas del ego y el autoengaño. los maestros invariablemente nos enseñarán cómo encontrar al maestro dentro de nosotros mismos. Aunque a menudo deseamos una solución rápida de una autoridad, el yoga nos enseña que nadie tiene todas las respuestas, nuestras respuestas están esperando dentro de nosotros.
Nuestras preguntas más profundas surgen desde adentro, recordándonos que nuestras respuestas más profundas también provienen de adentro. El verdadero maestro simplemente me lleva de regreso a mí mismo.

En este proceso de deshacerte de las capas de condicionamiento y sintonizarte con la sabiduría interior, sé compasivo contigo mismo. Sé paciente. Date tiempo para desarrollarte. Cuando pierdes el deseo de ser instantáneamente perfecto, es menos probable que seas esclavizado por autoridades que afirman tener todas las respuestas.
Cultiva la paciencia y la compasión para permitir que estas respuestas, de forma lenta pero segura, revelen la sabiduría interior.
La conexión con el espíritu es la esencia subyacente de toda evolución, toda plenitud. Evolucionamos solo cuando dejamos de lado las comparaciones externas, rechazamos la hipnosis masiva y confiamos en la sabiduría interior del alma.

El arte de guiar
Guiar a los demás hacia su propia sabiduría interior es un arte con infinitas sutilezas que requiere un gran conocimiento y sensibilidad.
Cuanto mayor sea nuestro dominio de este arte, mayor será el bienestar de nuestros alumnos.
Cambia el paradigma de la referencia externa a uno de referencia interna. Del condicionamiento exterior a la sabiduría interior.
Ayuda a los estudiantes a tomar conciencia de quiénes son en realidad y a trascender lo que se les ha dicho que son.
Capacita a los estudiantes para que, en última instancia, se refieran a su propia sabiduría interior sin depender de la autoridad externa, incluso la nuestra.
Lenguaje: no alientes la esclavitud servil a tu autoridad, sino despierta a tus estudiantes a su propio maestro interior.

El lenguaje de la compasión

  • ¿Quiero parecer genial o quiero ayudar a mis alumnos a crecer?
  • ¿Quiero imponer mi postura a los alumnos o ayudar a mis alumnos a descubrir su propia forma de realizar la postura?
  • ¿Estoy sirviendo a mis estudiantes o a mi ego? No puedo servir a ambos.

El lenguaje de la transformación es el lenguaje de la compasión.
Los estudiantes son transformados por la calidez, la bondad, el cuidado y el amor y no por el resplandor de palabras ardientes destinadas a reducir sus egos a cenizas.
La verdad debe contarse de una manera que empodere a tus estudiantes para hacer los cambios necesarios en sus vidas. La verdad despiadada siempre debe estar templada con amabilidad, mantenerse equilibrada con ahimsa.

Sabiduría interior del alma

El deseo del alma es evolucionar. La conexión con el Espíritu es la esencia subyacente de toda evolución. Evolucionamos solo cuando dejamos de lado las comparaciones externas, rechazamos la hipnosis masiva y confiamos en la sabiduría interior del alma.

10 Virtudes: Verdad

Una mente que puede captar la verdad
Tenemos una fijación mental de que hay:
´una forma correcta´
´la forma correcta´
´la mejor manera´
´una forma sirve para todos´
Estas creencias no solo frenan nuestro crecimiento como practicantes de yoga, sino que también ponen en riesgo nuestra salud, frustran nuestro progreso en todos los ámbitos de la vida y sabotean nuestra felicidad.

Para comprender las verdades del yoga, así como la vida misma, debemos esforzarnos por desarrollar tanto la flexibilidad como la fuerza mental.

Flexibilidad de la mente:
Nos permite darnos cuenta de que la verdad es un diamante multifacético en todo momento.
La misma verdad puede ser a la vez correcta e incorrecta.
Las verdades son mutables y el crecimiento requiere aceptar verdades que pueden ser más altas que las que vivimos actualmente.
Nos abrimos a posibilidades desconocidas, como si abriéramos voluntariamente las velas a los vientos del cambio.

Fuerza de la mente:
La capacidad de mantener nuestro rumbo cuando los vientos rebeldes nos sacan de nuestro Dharma.
Nunca renuncies a lo que sabemos en nuestro corazón que es verdad.
Mientras nos esforzamos por encarnar las verdades de las que nos hemos dado cuenta, el poder de nuestra mente no permite que la conciencia de la verdad nos intimide o paralice.

Desarrollo de flexibilidad y fortaleza mental.
Igual que en nuestra práctica de yoga es importante desarrollar la fuerza y ​​la flexibilidad de nuestro cuerpo, evitando lesiones y siendo constante en la práctica, lo mismo es cierto en lo que atañe a la mente.
Flexibilidad sin fuerza: vemos verdades válidas en todas partes o no somos capaces de captar una verdad
Fuerza de mente sin flexibilidad de mente: Nos aferramos demasiado a una vieja verdad y carecemos de apertura para recibir una nueva.
En consecuencia, vivimos en un estado de indecisión caótica o rectitud defensiva.

Desarrollar la flexibilidad mental

¿De qué sirve un cuerpo flexible capaz de hacer muchas posturas sin una mente flexible capaz de tomar buenas decisiones? Abrir el cuerpo debe abrir la mente simultáneamente cuando se practica con intención.

Ejercicios
Cuando estés en una asana, usa la fuerza necesaria para mantener la postura y simultáneamente infunde tu cuerpo con paz, amor y luz. Enséñale a tu mente a aceptar los puntos de vista opuestos como válidos.
Haz un esfuerzo constante por observarte de cerca y con objetividad.
Practica Svadhyaya (autoestudio) Observaré lo que pienso, lo que hablo y lo que hago.
Acepto que hay otras formas y necesito saber cuáles son. Puede que no sean para mí, puede que sí.
Observa tus reacciones cuando se te presente una nueva idea o verdad.
Humildad

Desarrollando la fuerza de la mente
Así como la flexibilidad en el cuerpo puede ir demasiado lejos y convertirse en una lesión o pérdida de control, la mente también puede volverse tan flexible y abierta que es incapaz de discernir la verdad relevante y vivirla con convicción.
Todo es relativo
Todas las opciones son válidas
Las decisiones se vuelven casi imposibles

Equilibra la flexibilidad con la fuerza para discernir.
Desarrolla la fuerza de la mente estando dispuesto a discernir lo que es correcto o incorrecto en cada momento, sabiendo que discernir no es ni juzgar ni ser inflexible.

Discernimiento y juzgar
El discernimiento y el juzgar son radicalmente diferentes.
El discernimiento es necesario para el crecimiento, el juzgar detiene el crecimiento.
El discernimiento es objetivo, surge de la observación, mientras que el juzgar es subjetivo, desciende de la propia creencia.
El discernimiento está motivado por el deseo de crecer y evolucionar, el juzgar está motivado por el deseo de permanecer igual.
Sin flexibilidad de mente, no podemos tener discernimiento; sin discernimiento, no podemos cultivar la fuerza mental; sin fuerza mental, no podemos vivir nuestra verdad.

Niveles de verdad
Cuando crecemos y aprendemos, la verdad cambia constantemente a medida que se despliegan nuestros potenciales latentes.
Lo que era cierto ayer ya no lo es hoy, ya que todo lo que hacemos puede refinarse sin fin.
Reconocer e incluso esperar que las verdades evolucionen constantemente no solo promoverá la flexibilidad mental, sino que también nos enseñará aceptación y paciencia.
Lo que es cierto hoy es en lo que tenemos que trabajar hoy, mañana será el momento de adoptar un nuevo nivel de verdad.
“Una conclusión es el lugar donde te cansaste de pensar” Arthur McBride Bloch

Las verdades a menudo se contradicen
La verdad de hoy en realidad puede contradecir la verdad de ayer.
Si carecemos de la flexibilidad mental para acomodar la aparente contradicción, enterramos nuestra cabeza como un avestruz en la vieja verdad y nos negamos a movernos.
Necesitamos la flexibilidad de la mente para permitir que dos pensamientos contradictorios sean ciertos al mismo tiempo.

Diferentes verdades alcanzan la misma cima
Literalmente, las personas alcanzan la cima de una montaña escalando el acantilado con dificultad, mientras otras lo alcanzan caminando por el suave sendero sinuoso. Unos corren tan rápido como pueden, mientras que otros se toman su tiempo. Cuando termine el día, todos vamos a terminar en la cima de la montaña, la forma de llegar allí depende de tu Dharma.
No tiene nada que ver con la superioridad o la inferioridad.
Cuando nos damos cuenta de que debe haber muchos caminos hacia el mismo destino, nos volvemos más receptivos y curiosos sobre diferentes puntos de vista. Ya no creemos que nuestro camino sea el único, aunque sea el único para nosotros. Es solo una forma.

Acciones correctas e incorrectas
Incorrecto en el yoga y la vida: Creencias, pensamientos acciones que causan daño o daño, que no generan beneficio o que nos desvían de nuestro camino, nuestro Dharma.
Correcto: aquello que nos beneficia a nosotros y a los demás, nos hace sentir más conectados con nosotros mismos y nos mueve hacia el dharma.

La verdad está en el ahora
Como hemos visto, la verdad, por naturaleza, es mutable, de múltiples capas y contradictoria. La evolución prohíbe una verdad estancada. La verdad no se concibe en la mente, aunque la mente lleva y manifiesta la verdad, la verdad nace en el corazón.
La mente debe estar quieta para que se pueda escuchar el corazón.
No podemos evolucionar hacia un nivel superior de verdad mediante el análisis o la razón únicamente. Solo podemos evolucionar descubriendo y viviendo la verdad revelada en cada momento.

Ejercicio
Cultiva una práctica de meditación silenciosa sobre la respiración y entra en el momento presente.
Con la mente completamente enfocada en la respiración, permite que tu respiración te lleve al centro del corazón y la divinidad que contiene.
Sé sincero al momento. Cultiva la capacidad de realizar y encarnar la verdad de este momento único, esta es la base del Yoga.

La verdad es vivir el Dharma
Podemos decir que estamos viviendo nuestras vidas con sinceridad cuando permitimos que nuestro dharma se desarrolle en este momento particular. Lo que es falso es todo lo que niega el desarrollo de nuestro dharma. Vivir con sinceridad implica no solo flexibilidad mental, fuerza mental, discernimiento, sino también cumplir con nuestro dharma mientras dejamos que el fruto de nuestros esfuerzos se entregue a lo Divino.

Enseñar la verdad
El maestro de yoga memorable enseña a las personas, no las posturas.
¿Cómo podemos ser fieles al dharma de cada estudiante y al mismo tiempo ser fieles a la naturaleza de cada postura?
¿Cómo podemos responder mejor a las necesidades y capacidades individuales de nuestros estudiantes?
¿Cómo podemos ayudar a nuestros estudiantes a usar su práctica de asanas para ayudarlos a convertirse en su verdadero yo?
Muchas formas de enseñar una postura pueden ser verdaderas o “correctas” y todo depende del alumno al que enseñamos y de los efectos que deseamos.

Como profesores de Yoga, la verdad es nuestra fuente, nuestro refugio. Comprender diferentes niveles de verdad, ser capaz de discernir entre acciones correctas e incorrectas y, en última instancia, poder decir nuestra verdad con convicción y compasión lleva a nuestros estudiantes de la oscuridad a la claridad, de la ignorancia a la conciencia, de la oscuridad a la luz.

10 Virtudes: Integridad

Creencias y pensamientos en consonancia con palabras y acciones.
Palabra raíz: “Integro” que significa estar en uno, estar completo.
“Cuando creemos, pensamos, hablamos y actuamos de acuerdo con la verdad del momento, somos uno. Sentirse completo es la esencia de la plenitud. La integridad, con la fuerza y ​​la tranquilidad que siempre la sigue, nos regala, cada noche, el sueño de la paz.

Por otro lado, cuando nuestros pensamientos y creencias están en desacuerdo con las palabras y las acciones, se desarrolla un estrés interno subconsciente, un dolor en la conciencia, un temblor perturbador en el alma. Cuando pensamos una cosa y decimos otra porque es conveniente, apropiado, habitual o simplemente porque no queremos molestar a nadie, una sutil tensión se cuela en nuestro ser.

Nuestra mente sutil está siempre alerta, así que cuando actuamos sin integridad, lo sabemos, ya sea conscientemente o no.
El autoengaño nos destruye. No podemos engañar a otra persona sin primero engañarnos a nosotros mismos. Tenemos el presentimiento de que alguien seguramente se enterará. Sin embargo, lo hagan o no, para entonces ya es demasiado tarde porque tenemos ese sentimiento, la discordia ya ha hecho su hogar en nuestro campo de energía.

La integridad no se trata de otras personas, es hacer lo que sé que es correcto, incluso si nadie más se entera. No existe una diferencia esencial entre acciones pequeñas y grandes. Nuestra vida está dirigida por las decisiones de momento a momento en cada acción que hacemos, elegimos nutrir o matar de hambre a nuestro carácter.

Integridad en la práctica
Asana te permite desarrollar tu sentido de integridad mientras trabajas con el cuerpo físico visible. Tanto tú como tu maestro podéis ver lo que está sucediendo y tener una referencia compartida. Puedes creer que estás haciendo una acción cuando no la estás haciendo, simplemente tener la referencia visible te permite mantener la integridad en la postura.

Conciencia
Movemos la mente hacia el cuerpo físico para volvernos más conscientes y ejercitar nuestros “músculos de la conciencia”. Esto aumenta nuestra capacidad de estar alerta en todas las demás áreas de nuestra vida. Entonces podemos usar esta nueva conciencia para ir dentro de nosotros mismos y encontrar esa guía esquiva que llamamos de diversas maneras la voz interior, el espíritu interior o nuestra conciencia.
La conciencia es nuestra conexión con lo Divino.
La conciencia es nuestra guía, determinando nuestra verdad, mientras que la integridad es la cualidad que nos obliga a pensar, hablar o actuar solo desde esa verdad interior. La integridad me exige ser fiel a mí mismo y actuar de acuerdo con mi dharma. Si la conciencia es la voz del corazón, siempre susurrando en voz baja, la integridad es mi decisión personal de escuchar esa voz. La integridad es mi compromiso de vivir la verdad una vez que haya elegido escucharla.

La sombra blanca
El término Sombra se usa para describir las partes oscuras dentro de nosotros que no deseamos ver.
Las sombras blancas viven cuando y donde falta la integridad.
Vivir con integridad significa que estamos dispuestos a admitir que estamos creando sombras blancas, dispuestos a penetrar en nuestra oscuridad y reconocer que estamos fingiendo ser luz.

Ejercicio
Cultivar la mentalidad de testimonio para discernir cuál es la verdad detrás de nuestros pensamientos, palabras y acciones.
Si no sabes si está cubriendo tu oscuridad con luz engañosa, pídele a alguien cercano y querido que tome el lugar del testigo interior.
Un amigo cariñoso o un maestro sabio a menudo pueden ayudarnos a ver las sombras que no estamos dispuestos a ver.

Cuestión de autorreflexión
¿Estoy actuando por elección o simplemente porque no conozco otra manera?
¿Estas acciones provienen de mi integridad o de mi condicionamiento social?

Intención y esfuerzo
Intención: El uso de pensamiento enfocado y sentimiento intenso para hacer que suceda algo específico. Intención plena: presente completamente en el momento y dirige tu energía hacia el fin que buscas, que sea útil y valioso para tu dharma y para los demás.

Cuando encarnamos esta noble verdad de que “Toda la vida es yoga”, realmente estamos viviendo una vida de integridad y un resplandor emana de nosotros, atrayendo a aquellos que también desean vivir una vida elevada. Nuestras creencias y pensamientos se fusionan con nuestras palabras y acciones, y nos volvemos completos.

Enseñanza de la integridad
Debemos estar abiertos a explorar la inmensidad infinita de nuestro tema, e incluso después de vidas de estudio, permanecer receptivos y humildes.
Cuando nos enfrentamos a una situación que no entendemos, debemos admitir nuestra falta de comprensión y anteponer la verdad a nuestro deseo de parecer competentes.
Como maestros, nuestra responsabilidad principal es tener la integridad para admitir nuestros errores y debilidades. La integridad exige humildad, la voluntad constante de admitir que siempre hay más que aprender.

10 Virtudes: sentimiento

Dentro de nuestra cultura: la supervivencia del más apto

  • Buscando el número uno
  • Llegar a la meta
  • Ganar

Los caminos del Yoga: La supervivencia de los más sensibles:

  • Buscando el número uno
  • Viviendo el viaje
  • Creciendo en el camino

Fuerza
Las enfermedades son el enemigo mortal y debemos destruirlas antes de que nos destruyan a nosotros. En nombre de la paz, nuestros líderes invaden y ocupan países. De alguna manera, se supone que este enfoque de la vida nos hace sentir exitosos, felices e incluso gloriosos.
Sin embargo, cuando miras a tu alrededor, ¿las personas están satisfechas, contentas y las cosas realmente van bien?

En el lado opuesto, algunos sienten que el éxito no es importante en absoluto. Ser manso es el camino y uno mismo no es valioso.
Por un lado, se nos anima a dedicarnos a la búsqueda egoísta de la auto-glorificación y, por otro lado, nuestra elección es una búsqueda igualmente unilateral de la auto-aniquilación.
¿Puede el Yoga ayudarnos con este dilema?

Sentir es la esencia de la vida
¿Puede nuestra práctica de yoga llegar más allá de nuestra esterilla y llegar al mundo?
El valor real de nuestra práctica de asanas es que, al hacer una postura tras otra con conciencia, estamos invitando más sensibilidad a nuestros cuerpos y nuestras vidas.
El yoga nos obliga a ser siempre más conscientes, más conscientes de nosotros mismos, nuestros cuerpos, mentes, sentimientos y la propia naturaleza. Cuando nos sentimos plenamente, finalmente estamos viviendo en el ahora.

Lo contrario de sentir
Cuando forzamos, no podemos sentir y cuando sentimos, no podemos forzar.
Ya sea en la práctica, en asanas, en la vida.
Yang: fuerza: aumenta la presión arterial, la ira crea problemas cardíacos, hace que un individuo esté tenso, una nación dominante.
Yin: baja la presión arterial, invita a la tranquilidad, reconforta el corazón, hace que un individuo se calme, una familia segura, una nación cooperativa.

  • Lo que la vanidad destructiva de la fuerza intenta a toda costa, el sentimiento puede alcanzarlo pacíficamente.
  • Siempre que tengamos el deseo de forzar al cuerpo a una posición que la mente desee, debemos aprender a ver que este deseo proviene puramente del impulso del ego de satisfacerse a sí mismo.
  • Las posturas de yoga se pueden hacer de forma segura cuando las sentimos intensamente de adentro hacia afuera.
  • Cultivar el sentimiento en asana trata el movimiento donde había estancamiento, permite la liberación donde había rigidez y despierta la libertad donde había esclavitud. Si lo dejamos, la fuerza del sentimiento estará con nosotros durante toda nuestra vida.

Ejercicio
¿Por qué forzarnos?
¿Por qué estás forzando?
¿Quieres ser el mejor?
¿Tienes miedo de sentirte avergonzado?
Mira dentro y encuentra la fuente de tu deseo. Tales impulsos comunes no son nativos del calor suave sino adoctrinados por una sociedad insegura y por padres que quieren que sus hijos logren lo que ellos no pudieron.

El forzarnos se origina en las ansiedades del ego, el sentimiento se origina en la conexión con uno mismo. El impulso crónico de triunfar sacrifica la conexión crítica con el yo por un mero resultado, una satisfacción solo para el ego.
En el yoga, la victoria está en la capacidad de sentir más de lo que sentíamos antes. Cuanto más sentimos, más PODEMOS sentir. Estamos ejercitando y desarrollando los músculos del sentimiento. Eventualmente, el sentimiento se convierte en una forma de vida.

Fuerza e Intensidad
La intensidad es una acción poderosamente enfocada donde la mente, el cuerpo y el corazón se unen en el esfuerzo y son dirigidos por la conciencia vigilante, asegurando el progreso sin fuerza, el crecimiento sin violencia.
Solo cuando somos totalmente sensibles, tenemos el potencial de tener el control total.

La violencia genera inevitablemente más violencia. Cuanto más violentos y agresivos somos, más nos alejamos de la conciencia y el sentimiento y, en consecuencia, más violentos nos volvemos.
La sensibilidad nos da la fuerza para bajar la guardia y nuestras armas y decirle a nuestro enemigo “sentémonos y hablemos de esto”. “¿Qué estás sintiendo?” “Déjame entender que” los inseguros tienden a la violencia, mientras que las personas que tienen la seguridad que proviene de la sensibilidad no tienen deseos de ser violentos.

La encarnación de la paz
La conciencia de un país es la conciencia colectiva de los individuos que componen ese país. A medida que nos volvemos más conscientes de los sentimientos en nuestra práctica de yoga y en nuestras vidas, influimos en nuestra conciencia individual y, por lo tanto, cambiamos la conciencia colectiva.

Pasemos de imponer a sentir, de mirar hacia adentro, a mirar hacia afuera, de ganar a crecer, de formas de agresión a formas de yoga, la armonía llenará nuestro mundo. A medida que nuestra práctica se convierte en oración, nos convertimos en la personificación misma de la paz.


10 Virtudes: respeto

Despertar el respeto
¿Me respeto lo suficiente para descubrir mi dharma?
¿Respeto mi cuerpo lo suficiente como para comer de manera saludable y practicar yoga todos los días con propósito y alegría?
¿Respeto mi mente lo suficiente como para nutrirla con pensamientos inspiradores y poesía espiritual?
¿La respeto lo suficiente como para darle descanso y ejercicios creativos en silencio?
¿Respeto mi alma lo suficiente como para ir dentro de mi corazón y escuchar sus sugerencias para mi vida?
¿Respeto lo suficiente a mi cónyuge o ser querido como para hacer algo amoroso y amable todos los días?
¿Respeto la libertad de los demás lo suficiente como para no imponerles mis costumbres, creencias o religión?
¿Respeto a los demás lo suficiente como para permitir que ellos tengan razón y yo pueda estar equivocado?
¿Respeto mi casa lo suficiente como para mantenerla limpia y ordenada?
¿Respeto a la madre Tierra lo suficiente como para apreciar su generosidad, nunca hacerle daño?

Deseamos desesperadamente recibir el respeto de los demás, pero ¿lo damos? ¿Lo vivimos? ¿Nos lo merecemos?
No podemos esperar obtener algo del mundo que no estamos dando constantemente. Solo una persona respetuosa es digna de ser respetada.

¿Cómo desarrollamos el respeto por nosotros mismos?
Viviendo gentilmente nuestro dharma con sentimiento, manifestando atentamente la sabiduría que espera dentro y viviendo alegremente con integridad respondiendo a la verdad de cada momento.

Trabajo interno
¿Con qué patrones de pensamiento estás viviendo ahora que son desagradables o groseros?
¿Cómo puedes transformar estos sentimientos? Esto no significa suprimirlos.
Escucha humildemente las respuestas de tu intuición. Seremos guiados hacia la transformación.

Respeto al vehículo
Al respetar nuestro cuerpo, respetamos la divinidad interior.
Animo a mi cuerpo a extender sus límites, así como a contenerme para no lastimarme.
Nuestro ego a menudo nos obliga a poner a prueba el respeto que tenemos por nuestro cuerpo.
Cuando logramos un rendimiento excesivo, el ego nos exige que hagamos la postura difícil que hacen todos los demás en la clase: ¿hasta dónde tenemos que llegar para darnos cuenta de que no estamos respetando los límites del cuerpo?
¿O te compadeces de tí y te rindes ante lo que parece imposible, sin mostrar respeto por las ganas de crecer del cuerpo?

Como si fueran tu
Una vez que se establece el respeto por uno mismo, la siguiente práctica es tratar todas las cosas como si fueran tú mismo. Cuando surja la necesidad de hablar o actuar de manera irrespetuosa con alguien, imagina que es tu madre o tu padre o alguien a quien respetas y observa cómo se debilita la urgencia.
Deja todo un poco mejor de lo que lo encontraste. Trata todos los objetos materiales con el mayor respeto.
Lo que falta en el mundo moderno es que todos y todo tiene valor, que cada átomo del universo tiene un lugar.

Estar presente
Es imposible ser respetuoso sin estar presente y viceversa.
Practica estar presente, sentir lo que está pasando y hacer una pausa antes de hablar y actuar.
Practica el arte de los movimientos elegantes mientras realizas las tareas diarias. Estés presente con tu movimiento.
La falta de respeto es inevitable cuando perdemos el control.

Ser adaptable
Respetar a menudo significa sacrificar un poco de mí mismo por otro.
El respeto no consiste en hacer lo que yo quiero, sino en hacer lo que otra persona necesita. Sin embargo, esto no es lo mismo que la abnegación. No estamos siendo respetuosos cuando ser respetuosos con los demás significa ser irrespetuosos con nosotros mismos.

Respetando la diferencia
Siempre que una persona se apega a su punto de vista y quiere mantenerlo a cualquier precio, nacen la ira y la violencia. Si todos fuéramos iguales, no nos daríamos cuenta de nuestra singularidad o incluso de nuestro valor. Solo podemos entendernos a nosotros mismos sobre la base de la diferencia.

Respetando a los irrespetuosos
¿Cómo podemos respetar a los líderes que actúan de manera terrible? ¿Cómo podemos respetar a los que no nos respetan?

  • Respetamos a los demás por hacer su dharma
  • Cuando no puedo respetar a una persona hambrienta de poder o codiciosa, debo convertirme inmediatamente en mí mismo, porque debe haber una parte de mí tentada por el poder, la codicia y el beneficio personal, independientemente del costo para los demás. Debo tener algunas de esas cualidades en mí mismo para poder reconocerlas en otra persona. Si no tengo codicia, una persona codiciosa puede provocar simpatía o compasión, pero nunca ira o ira justa. Al aprender a respetar a los irrespetuosos reconociéndonos en ellos, nos deshacemos de la ira, el enfado y el dolor.

Podemos respetar a las personas con las que no estamos de acuerdo haciendo dos preguntas:
¿Es su dharma hacer eso?
¿Qué me está enseñando sobre mí?

Nunca te ofendas
Concéntrate en tus reacciones a lo que percibes como comportamiento irrespetuoso. Observa la sensación de estar ofendido.
La Divinidad interior nunca se ofende, solo el ego.

La pretensión de respeto
El respeto es diferente a la pretensión de respeto.
Sé respetuoso no porque sea correcto, sino porque hemos observado nuestros patrones de falta de respeto y hemos permitido que florezca nuestro respeto inherente por la vida. La bondad y el respeto son parte de nuestra naturaleza, no una pretensión. Desvela el respeto dentro de nosotros antes de que podamos dárselo a los demás.

Enseñando respeto

  • Nuestro propósito como profesores de yoga es empoderar a los estudiantes. Nuestro deseo más profundo es ayudar a los estudiantes a expresar su potencial, despertarlos a las posibilidades y darles opciones en la vida. Curiosamente, para cumplir este deseo, a menudo es prudente no darle a tu estudiante otra opción.
  • La mejor manera de respetar el deseo de nuestros estudiantes principiantes de aprender algo nuevo es repetir lo viejo de una manera nueva. La repetición convierte la información en experiencia, proporcionando una base estable para el conocimiento futuro.
  • Menos detalles: lo que no agrega, se contraerá.
  • Utiliza un lenguaje común en instrucciones claras y concisas.
  • Haz una pausa, dando tiempo a los estudiantes para reflexionar e integrar.
  • Concéntrate en desarrollar las ganas de aprender de los estudiantes. Nuestra responsabilidad es enseñar, la responsabilidad de los estudiantes es aprender.

Cultivar el respeto
Cultiva el respeto por tu maestro, por el yoga, por ti mismo, por tus estudiantes, por la tierra. Contempla los muchos sacrificios e ideas de los maestros que te han traído el don del yoga. Llénate de humildad, de gratitud, esto te está llenando de respeto. El respeto se convertirá en un aura tangible a tu alrededor, desbordando y nutriendo a tus estudiantes, calmando a tu familia y sanando nuestro mundo.

10 Virtudes: equilibrio

El camino del medio
Las asanas vigorosas y las asanas reconstituyentes son necesarias en equilibrio.
Cualquiera de los dos extremos es violento y un movimiento hacia la muerte.
El yoga y la salud tratan de encontrar el equilibrio entre fuerzas opuestas.
Cuando no sentimos, cuando no somos conscientes de nuestro estado interior, el desequilibrio es un resultado inevitable.
La mayoría de nosotros tenemos tan poca conciencia interna que no sabemos que estamos desequilibrados hasta que algo sale drásticamente mal.

Un cuerpo en equilibrio anhela aquello que lo mantiene en equilibrio
Un cuerpo desequilibrado anhela aquello que lo aleja aún más del equilibrio.
No podemos escuchar nuestros antojos, tenemos que sentir, buscar orientación, ya sea desde lo más profundo de nuestro ser o de alguien que sepa más. Muchas cosas que consideramos normales, como el dolor, la vejez y la senilidad, en realidad pueden ser evitables.
Los dolores de la vejez son meras manifestaciones de un desequilibrio. La imposibilidad de moverse libremente, con fuerza, no tiene nada que ver directamente con la edad. Es la falta de movimiento a lo largo del tiempo unida a una dieta desequilibrada, una mente rígida y coqueteos demasiado breves con el Espíritu. Una vez que estés equilibrado, el trabajo no ha terminado. Ya sea que este equilibrio esté en la mente, las emociones o el cuerpo, el equilibrio no puede lograrse y luego olvidarse. Como una asana de equilibrio, debemos estar atentos.

Más allá de la mente
Así como no podemos mirar a la izquierda y a la derecha simultáneamente, nuestras mentes no tienen naturalmente dos puntos de vista opuestos al mismo tiempo. En una discusión, cada persona cree firmemente que tiene razón y la otra está equivocada. Nuestros medios justifican nuestras acciones y creencias, convenciéndonos de que estamos en lo correcto. Esto demuestra la incapacidad de la mente para evaluar y aceptar el equilibrio.
Debemos volvernos hacia algo que no sea la mente, recurrimos a nuestros sentimientos internos, nuestro conocimiento innato, la luz y la sabiduría de nuestro corazón.

El sentimiento puede provocar un desequilibrio
El equilibrio es siempre esquivo.
Sentir y vivir nuestra vida únicamente desde la sensibilidad también puede conducir al desequilibrio. La sensibilidad, cultivada exclusivamente, puede conducir a un desequilibrio. Nos volvemos demasiado sensibles y nos lastimamos fácilmente. La vida se reduce a una experiencia traumática tras otra.
Debemos equilibrar la dulzura de la sensibilidad con la fuerza del centrado y la redondez. Mientras somos receptivos a la energía de otras personas, debemos aprender a permanecer centrados en la nuestra.
La sensibilidad debe equilibrarse con la capacidad de tolerar su opuesto cuando surge la necesidad. La sensibilidad sin la fuerza para tolerar la insensibilidad conduce al desequilibrio.

Más allá de la apariencia del equilibrio
A veces, una vida que parece desequilibrada para los demás puede ser apropiada para ti porque está basada en el Dharma. Si su alma ha elegido la vida en soledad, puede ser apropiado que actúe de una manera que parezca antisocial para los demás. Por supuesto, debe ser lo suficientemente sensible para saber cuándo se aprende la lección y volver a la sociedad.
Mantener la fachada de una apariencia equilibrada nunca es más importante que cumplir con el propósito del alma.

Sufrir o actuar
Un principio cósmico es que sufrimos desequilibrios o actuamos para crear equilibrio. Podemos estar tan acostumbrados a estar desequilibrados que nos sentimos cómodos en él y realmente lo percibimos como un equilibrio, pero no podemos crecer en este estado. El crecimiento es progreso, el progreso es el propósito del alma. Seguimos iluminando con la luz del yoga los desequilibrios que mantenemos velados en la oscuridad, iluminamos también los reinos internos y como ser equilibrado, avanzamos en el camino hacia nuestra alma.

Demasiado Asana
A menudo, muchos profesores realizan como un todo su práctica. El cuerpo debe usarse para el trabajo del espíritu para la realización del Dharma. Incluso dentro del yoga en sí, hay un acto de equilibrio. Demasiada o muy poca práctica de asanas. Nuestro elusivo equilibrio depende de nuestra comprensión de nuestro dharma y de nuestra capacidad para sentir la diferencia entre las acciones realizadas para el dharma y las realizadas para la satisfacción del ego únicamente.

Ejercicio
¿Dónde están las áreas de tu vida en las que sientes que no estás en equilibrio y cómo se manifiesta esto para ti? ¿En tu cuerpo? emociones? ¿mente?
¿Eres demasiado sensible? ¿Qué es lo que necesitas agregar o quitar personalmente en tu práctica para equilibrar tu sensibilidad con fuerza?

10 Virtudes: bienaventuranza

La sonrisa interior
Escondida en lo profundo del centro del corazón hay una sonrisa interior que surge de un sentido de conexión con todas las cosas. Este sentimiento unificador es el amor verdadero.
La dicha, entonces, es una decisión. ¿Una elección para conectarnos con nuestra esencia interior o seguimos siendo afectados por cada circunstancia externa que experimentamos?
La dicha no depende de circunstancias externas y no es condicional. Si bien los eventos pueden traer felicidad o tristeza, no hay evento que pueda traer felicidad o que pueda quitarla.
La bienaventuranza es la conexión con el corazón, que no debe confundirse con la emoción. Comparamos la dicha con ese sentimiento de emoción y esto es parte de nuestro problema. La dicha es un estado interior tranquilo, la manifestación de la conexión, mientras que la emoción es simplemente una fiebre pasajera.

Felicidad al respirar
En el mundo físico, lo más cercano a la dicha es la respiración. Mientras practicas, sonríe desde dentro al inhalar. concentre tranquilamente su mente en la exhalación. Tu respiración eventualmente se vinculará subconscientemente a tu felicidad. Entonces, no importa qué caos esté sucediendo externamente, su respiración le recordará la sonrisa eterna en su corazón.

Gratitud y Alegría
Cuando la alegría llega inesperadamente y no estamos agradecidos, rápidamente se aleja. La alegría es la precursora de la dicha. Cuando sentimos gratitud hacia el visitante generoso, la alegría se convierte en parte de nuestra psique, de nuestra naturaleza, y se expande, convirtiéndose en nuestra compañera constante. La gratitud es el elemento más importante que se necesita para desarrollar la felicidad y el gozo interiores.

La imagen más amplia
¿Cómo podemos sentir alegría y bienaventuranza en tiempos de tristeza?
Al darnos cuenta de que hay una imagen más amplia, nuestra vista no es completa.

Enseñando Bienaventuranza
Nuestros estudiantes vienen a nuestra clase con la esperanza, consciente o no, de que descubriremos cómo vivir con más alegría. Nuestro trabajo es animar a nuestros estudiantes a hacer contacto con esa sonrisa interior y nutrir gentilmente esa relación. La práctica del yoga no solo debe expandir el cuerpo físico y permitir su expresión, también debe aprender al descubrimiento de la dicha que es nuestra esencia.
Recuerde a los estudiantes que hagan una pausa y se sumerjan en el centro cardíaco. Este recordatorio es realmente beneficioso al comienzo de la clase, en los momentos posteriores a una pose profunda y, por supuesto, durante la savasana.
Instrucciones como “dibuja tus ojos dentro de ti y mira dentro. Observa la calidez de tu sonrisa interior. Puede enseñar a sus alumnos a llevar las yemas de los dedos de la mano derecha al esternón, recordándoles que se conecten con la dicha dentro del corazón.
La mente vive en el pasado o en el futuro, mientras que el centro del corazón vive en el Ahora. Conectarse con la dicha es llevar a sus estudiantes al momento presente. Conexión con la respiración, encontrar la sonrisa interior en la inhalación, encontrar la razón interior por la que su estudiante está haciendo la pose, son todas formas de fomentar la conexión.

Alivio del dolor
Cuando haya dolor en el aire, enséñele posturas que favorezcan el levantamiento de los brazos por encima de la cabeza.
Desde el punto de vista fisiológico, el dolor se concentra principalmente en los pulmones, el diafragma y las axilas. Abrir las axilas abre el pecho y ayuda a liberar los componentes del dolor. Levantar los brazos por encima de la cabeza siempre ha sido una expresión de alegría. Cuando sus alumnos se tomen a sí mismos demasiado en serio, hágalos reír.

Enseñando con alegría
Sobre todo, enseñamos con alegría. Si no te diviertes enseñando, no puedes transmitir alegría. Mira hacia atrás en tu vida escolar, los maestros que enseñaron con alegría suelen ser los que recuerdas con cariño. Verá a algunos maestros tocar el espacio de su corazón e inclinar la cabeza, conectándose con esa sensación de alegría y el corazón, marcando el tono de la clase. Adopta esta práctica y hazla tuya.

Gratitud por nuestra vocación
Una forma de mantener vivo el gozo en nuestra enseñanza es recordarnos con regularidad los dones de gracia de nuestra magnífica vocación. Tenemos el privilegio de ver cómo los cuerpos se transforman, las mentes rígidas se vuelven más flexibles y los estados emocionales congestionados se vuelven más receptivos y fluidos. Eres testigo de la transformación de la vida de las personas, la luz en los ojos de los estudiantes, ya que pueden hacer cosas nuevas que nunca imaginaron posibles. Tienen energía y tranquilidad.

Gratitud por nuestros estudiantes
Incluso si nuestros estudiantes no se están transformando obviamente a nuestros ojos, todavía estamos agradecidos de que estén allí. Nos dan la oportunidad de expresarnos y vivir nuestro dharma. Cuando sentimos una profunda gratitud por su presencia, nuestro corazón se abre y sentimos bienaventuranza espontánea. Cuando un estudiante presenta un problema y momentáneamente se siente agobiado, transforme su respuesta en gratitud porque siente que puede confiar en usted, valora su respuesta y aprecia su oficio. Esto es algo por lo que estar profundamente agradecido. Descubrirás que cuando empieces a responder desde este espacio, tu respuesta llega mucho más fácilmente. A medida que abrimos nuestro corazón para sentir gratitud, nuestro centro cardíaco se vuelve más receptivo a la sabiduría y fluyen las respuestas apropiadas.

El ciclo de la dicha
Gratitud por el yoga, sus poderes transformadores y por los sacrificios de los muchos maestros que nos han traído esta sabiduría. Esta gratitud nos inspira continuamente a dedicarnos a nuestra práctica. Esta devoción enriquece nuestra práctica y nuestra enseñanza, dándonos más por qué estar agradecidos. La gratitud inicia este ciclo y el ciclo mismo se convierte en dicha.

10 Virtudes: Paz

Paz mental, mente de paz
La paz es esa conciencia interior de que a pesar de todo, todo está en su lugar. La paz nos mantiene a flote mientras las olas chocan contra nuestro frágil barco. La paz nos permite dormir bien por la noche. La paz crea el conocimiento interior de que no hay ningún esfuerzo en vano. Toda curación física ocurre cuando nuestros nervios están tranquilos y estamos en paz. Sin tranquilidad, ninguna de las virtudes que hemos explorado hasta ahora puede manifestarse plenamente. No podemos ser verdaderamente respetuosos con los demás sin paz, no hay equilibrio ni alegría. Sin paz estamos en un tormento, incapaces de mirar hacia adentro para descubrir nuestro dharma. Al meditar o practicar yoga, no debemos simplemente buscar la paz que esta sabia práctica deja inevitablemente a su paso. Cultivar la paz mental nos ayuda a descubrir el propósito de nuestra existencia. La paz no debe servir simplemente a nuestro deseo de comodidad, debe servir a nuestro dharma.

Saborea la quietud
Todos buscamos la tranquilidad. ¿Cómo cultivamos la semilla de la paz? La quietud es la semilla, el silencio la planta que crece, la paz y la alegría son el fruto que madura. La quietud ocurre antes del silencio y el silencio antes de la paz. Desacelerar Baja el volumen Invita la quietud a tu vida y a tu mente Cada día, crea tiempo para la meditación, la introspección y la quietud. Tenemos tranquilidad cuando estamos tranquilos y no nos conmueven las curvas y los giros de la vida. El núcleo de la paz es la ecuanimidad. Mientras que lo opuesto a la paz es la agitación, la ecuanimidad está más allá de este dualismo. No estamos ni eufóricos ni tristes, ni emocionados ni deprimidos. Nos tomamos todo con calma sin apegarnos a las emociones. Ya no existe esa sensación de que estamos en una montaña rusa con grandes altibajos. Incluso si captas momentos de paz, sé agradecido. Sea paciente, cuando encuentre momentos de paz, concéntrese en ello. Cualquier cosa en la que te enfoques se expande, la tranquilidad crece a partir de la tranquilidad.

Ser testigo
Desarrolla la paz mental y la ecuanimidad al presenciarnos a nosotros mismos.
Cultivar el testimonio interno es estar aparte y por encima, observarnos a nosotros mismos sin juzgarnos ni alabarnos.
Cuando somos testigos de nuestros pensamientos o sentimientos, estamos creando un pequeño espacio a partir de ellos, están separados de nosotros.

Respetando el sistema nervioso
Nuestro sistema nervioso es nuestro comunicador con el Espíritu, nuestra conexión con los mundos internos, una puerta entre lo físico y lo espiritual.

El sistema nervioso siente alegría y tristeza, inicia la risa y el llanto.
Trabaja con tu sistema nervioso haciendo pausas regularmente y siente lo que está haciendo en clase. Crea la conexión mente-cuerpo, calmando nuestro sistema nervioso. Hacer es el estado de avanzar hacia el futuro. Sintiendo lo que está sucediendo en el Ahora.

Conciencia en la respiración
El sistema nervioso es la parte más sutil de nuestro cuerpo físico. La respiración, también sutil, afecta profundamente al sistema nervioso. La respiración lenta y profunda es el mejor amigo del sistema nervioso.
La respiración rápida aumenta los latidos del corazón y estimula el sistema nervioso, empujándolo hacia el modo simpático, la respuesta de miedo de luchar o huir.
Contener la respiración crea más tensión nerviosa y puede aumentar drásticamente la presión arterial.
Alargar y profundizar cada respiración ralentiza los latidos del corazón y calma los nervios. Sea siempre consciente de su respiración mientras practica, especialmente cuando esté al límite.

Destruyendo el estrés
El estrés destruye el cuerpo humano. Los músculos se encogen, el flujo sanguíneo se reduce, lo que genera privación de oxígeno y dolor. Liberar conscientemente el estrés con vigilancia, no solo día a día, sino en todo momento siendo conscientes de dónde lo llevamos y lo liberamos.

Deseo de contentamiento
Al vivir en una sociedad de consumo, el éxito se mide comúnmente por lo que posee o por su aceptación social. Cuando deseamos lo que no podemos poseer, surge una discordia, un estado inquieto de frustración y lucha. Estar contento con lo que tenemos puede llevar nuestro sistema nervioso a un estado de paz. La paz proviene de tener la capacidad de poseer lo que queremos y al mismo tiempo estar conscientemente contentos con lo que tenemos, manteniendo nuestra vida simple, despejada y tranquila.

Enseñar la paz
Como un pez en aguas contaminadas, estamos rodeados y llenos de estrés y no somos conscientes.
Como profesores de yoga, parte de nuestro trabajo es enseñar a nuestros estudiantes cuándo y por qué están estresados. El estrés crónico, la fatiga constante y la estimulación incesante son una parte integral de nuestra cultura, 5 tazas de café al día es parte de la rutina diaria de muchas personas. El estrés se ha convertido en un residente permanente de nuestro sistema nervioso, se ha convertido en la forma en que nos sentimos conectados con el mundo. Ayudamos a nuestros estudiantes a tomar conciencia de esta popular adicción al estrés y la estimulación.

Seguridad pacífica
Nos sentimos en paz solo cuando nos sentimos seguros. Tan pronto como sentimos miedo, se despierta nuestra naturaleza animal primigenia. Es nuestro deber asegurarnos de que nuestros estudiantes se sientan seguros en clase. En un espacio seguro, el sistema nervioso parasimpático pasa a primer plano, lo que permite la autoexploración y la curación. La autoexploración no es una prioridad para alguien que vive con miedo. Como demuestran nuestros líderes con espantosa regularidad, las personas temerosas están más preocupadas por la defensa y el contraataque de la fuerza agresiva de un enemigo, incluso si el enemigo está en su propia mente.

La paz del alma
Nuestras clases deben ser un antídoto tranquilo para el fervor febril de la vida moderna, dando a nuestros estudiantes tiempo para sintonizar, hacer una pausa y sentir. Los maestros que inspiran crean una conexión con la paz del alma.

10 Virtudes: Amor

Entrevistas a cientos de personas con algo en común.
¿Qué le hubiera gustado haber hecho en su vida?
¿Cuáles son tus arrepentimientos?

Todas las respuestas fueron muy similares, expresando un tema en muchas variaciones: Ojalá hubiera amado más. Ojalá hubiera vivido más de acuerdo con mi corazón. Sin embargo, ¿qué es el amor? Aunque todos soñamos y deseamos el amor verdadero, ¿lo reconoceríamos si apareciera en nuestra puerta? ¿Qué es el amor? Cuentos de amor nos rodean Cuando amamos de verdad, no hay apegos. No posesivo, no esperamos nada a cambio

¿Cómo lo encontramos? ¿estamos listos para ello?
La sensación de estar completo, de unidad, de plenitud. Sentimos amor cuando estamos unidos con nuestro yo más profundo. Si esta persona me ama a cambio, es una gran alegría, si no, mi corazón todavía se siente completo. Siento la cualidad del amor ya sea que otros me rechacen o me llenen de afecto.
Cuando no nos sentimos completos, sentimos lo opuesto al amor, el miedo. El miedo resulta de la ausencia de amor. La ira, los celos, la codicia, el ego, el apego son muchos disfraces del miedo. Incluso el dolor es causado por la ausencia de amor. Cuando nos olvidamos de que somos seres divinos en un cuerpo físico, un vacío sin fondo nos acecha. Intentamos desesperadamente llenar este vacío con otro amor. El amor proviene de la unión con uno mismo, un lugar independiente de poder, honestidad, pureza.

Amarme a mi mismo
Amarte a ti mismo es saber que co-creas tu vida con lo Divino. Ésta es tu fuerza. Una vez que asuma esta responsabilidad, tendrá el poder de amar. Te das cuenta de que todo lo que has buscado afuera ya está adentro. El camino es encontrar en ti, tu esencia, unirte a ella y sentir la maravilla que es el amor.
Pase tiempo cada día solo y quieto. Concéntrate en tu respiración. Observe la emoción que aflora al inhalar, exhalar, sentir la respiración liberando la emoción.
El amor no es algo que encontremos después de un largo viaje. El amor es donde estamos.

Transformando lo que no es amor
Todos tenemos aspectos de nosotros mismos que creemos que no son dignos de ser amados. Podría ser físico, algo sobre nuestra personalidad o nuestro carácter, pero cuando nos conectamos con el centro de nuestro corazón, nuestra verdad es que somos amor. En la meditación, da la bienvenida a las partes de ti que no han sido amadas.

Amor condicional
Nos damos cuenta muy temprano en la vida de que debemos hacer lo que los demás esperan de nosotros para obtener la aprobación. El amor y el afecto se redujeron a recompensas por buen comportamiento. A medida que internalizamos esto, comenzamos a aceptarnos y amarnos a nosotros mismos solo cuando cumplimos con nuestras propias expectativas. La ironía es que cuando nos amamos a nosotros mismos, es más probable que atraigamos a nuestra vida las cosas que sentimos que no merecemos.
El verdadero amor, la conexión conmigo mismo, nunca depende de las acciones. Sin embargo, si no estoy viviendo mi dharma. ¿Cómo puedo sentirme en paz conmigo mismo? ¿Puedo amarme a mí mismo si estoy inconscientemente frustrado con mi existencia?
Amamos nuestro yo imperfecto por la lucha, el crecimiento y el mismo intento de descubrir nuestro dharma. Cuando entiendo y acepto esto, entonces me amo tal como soy.

¿Podemos amar todos los aspectos de nosotros mismos incondicionalmente? sí
Cada día, profundiza en práctica de sumergirte profundamente en tu propio corazón. Deben limpiarse las vidas de acondicionamiento. Ten paciencia, porque el mismo proceso es el destino.

Relaciones amorosas
“Rara es la copa apta para los amantes del vino de néctar”. Sugiere que pocas personas son aptas para recibir amor. ¿Por qué? Cuando somos amados, nos volvemos adictos. Nos volvemos dependientes y débiles. Enamorarnos nos hace sentir que nos hemos perdido en la otra persona, ya no me siento separado ni solo. Él o ella me completa. Esto es “enamorarse” se convierte aquí en la unidad o la integridad depende de otra persona. Esta necesidad puede derribar a ambas personas.

Viviendo el Dharma juntos.
Una relación en la que cada parte ayuda a la otra a encontrarse a sí misma, pero cumple el dharma individual mientras ambos trabajan hacia su ideal unido más elevado.
Amar a otro requiere la cualidad del desapego, la voluntad de dejar que el otro haga lo que cree que es correcto. A veces puede parecer indiferente o indiferente, sin embargo, también surge de la compasión más profunda y de un apoyo total. Desafortunadamente, somos testigos de la posesividad con más frecuencia y consideramos que esto es amor.
Amar es estar siempre consciente del dharma. Cuando realmente me amo a mí mismo, apoyo y cumplo mi dharma. Cuando realmente amo a mi pareja, respeto el dharma de mi pareja. Cuando realmente amo la tierra, protejo el dharma de la tierra.

El fuego del amor
Al sumergirnos en nuestros corazones, nos comunicamos con nuestro dharma y lo incendiamos con el fuego del amor.
Vemos nuestra vida diaria bajo una luz diferente. Nos damos cuenta de que nuestra práctica de asanas es para empoderarnos para hacer lo que amamos con más energía, concentración y pasión.
Los mejores practicantes entienden cómo usar asana para mejorar la conexión con ellos mismos, abrir sus corazones y avivar las llamas del amor.
Sea agradecido por todo. La gratitud abre el potencial de curación. El amor cura el corazón.

El corazón de la enseñanza
El corazón del yoga es el camino a nuestro propio corazón. Enseñemos asana, pranayama y el cuidado del cuerpo físico como vehículos para el gran viaje. Enseñe a sus alumnos a descubrir, explorar y nutrir su corazón. La práctica del yoga no tiene la intención de crear grandes practicantes de asana, es para ayudarnos a encarnar completamente nuestro dharma, nuestra misión de vida.
Enseñanza del corazón
Nuestra práctica central es observar todo lo que enseñamos y hacernos la pregunta, ¿este enfoque ayuda a mis alumnos a vivir y amar más su vida?

Amar a nuestros estudiantes
Cuando realmente amo a mis estudiantes, quiero que cumplan su propio destino. encontrar su propia sabiduría, sentir la paz, no porque me glorifique sino porque los amo.
El amor es función de la unidad. Cuando nos sentimos unidos con nuestros estudiantes, sentimos lo que nuestros estudiantes sienten y al mismo tiempo permanecen separados.

El amor por nuestros estudiantes no solo significa bañarlos con amabilidad y elogios, a veces el amor es decirle a alguien una verdad desafiante, ser honesto sobre lo que necesitan trabajar para crecer. El amor es verdad y la verdad es amor.

Verifique continuamente con usted mismo su impulso por la enseñanza para asegurarse de que proviene del amor por la enseñanza del yoga.

Restaurando el fuego del amor
Puede que no estemos enseñando de una manera que suene fiel a nuestro dharma y esto puede llevar a una falta de amor por el arte de enseñar. Para saborear la enseñanza, debemos infundirle el sabor y el aroma de nuestro propio dharma. Aprenda algo nuevo, una infusión de conocimiento fresco e inspiración vigorizante para permanecer vibrante y alegre, tal vez tomarse un tiempo para renovar y refrescar el amor por la enseñanza.
Los retiros, los profesores y los talleres son una necesidad.

Restaura tu amor por ti misma, recuérdate en cada clase que estás participando en el dharma cósmico, mientras ayudas a otros a encarnar su dharma, estás ayudando a los espíritus que guían sus vidas. A medida que ama a sus alumnos y se adentra en el misterio de su desarrollo, su enseñanza lo llevará por caminos sorprendentes salpicados de magia inesperada. Estarás en llamas con el fuego del amor.

×
×

Carrito